Información de contacto

Chile

Una nueva fiesta clandestina se desarrolló en un condominio ubicado en el sector de San Carlos de Apoquindo en la comuna de Las Condes.

Los vecinos denunciaron a las autoridades este encuentro debido a la fuerte música que salía desde el interior del inmueble. Al llegar a fiscalizar los funcionarios de Carabineros recibieron golpes de patadas y puños por parte de algunos de los asistentes.

Debido a estas agresiones, Carabineros logró detener a tres personas que pasarán a control de detención durante la jornada de esta sábado

«Al llegar al lugar personal de Carabineros fue recibido de manera agresiva por parte de los dueños de casa, motivo por el que se tuvo que proceder a la detención de las personas. El llamado es a respetar los aforos permitidos por la autoridad sanitaria y no incurrir en fiestas clandestinas«, señaló el oficial de ronda Pablo Carvajal.

Fuente

Actualmente nadie respeta a Carabineros. Ni siquiera la clase social que más disfruta de la existencia de la institución. ¿Qué espera Carabineros para entrar en una prolongada huelga, hasta que las autoridades se tomen en serio la problemática que subyace al odio social que se le guarda a los funcionarios? Depende de cada persona que da vida al ente de seguridad, llegar a tomar las riendas de su destino.

Share:

author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *