Información de contacto

Chile

Gianinna Tombolini, capitán del Ejército en el Regimiento Pudeto, denunció a la institución de acoso laboral tras presentar licencias médicas luego de que en 2016 perdiera un hijo en medio del embarazo, acusando al Hospital Naval de negligencia.

Según dijo la aludida a TVN Red Austral, acusó al recinto de negligencia y mala atención porque «terminé perdiendo a mi hija en el ascensor», indicando que nadie le dio apoyo ni medicamentos necesarios para evitar el desenlace.

Destacó que tras demandar a la institución, quedó ‘marcada’ como una persona que demandó a las Fuerzas Armadas, «pero nadie miró a la mujer que estaba sufriendo».

Manifestó que con le paso del tiempo la designaron para salir fuera de la región pese a tener un nuevo embarazo, situación que ella rechazó por no tener las condiciones.

«Fueron en contra de los certificados médicos que decían que no podía salir», aseveró Tombolini, agregando que el nuevo embarazo fue catalogado de alto riesgo, situación que su marido, también militar, recurrió a licencias médicas que igualmente lo mantienen «no apto», según el Ejército.

Agregó que «he estado protegida por ley de maternidad, pero el jueves me catalogaron como no apta porque presente licencia psiquiátrica reiterada».

El Ejército, por parte del teniente coronel Carlos Parra, informó que «ella fue notificada de un informe de la comisión sanidad del Ejército, del cual se desprende que por uno de los casos médicos que ella tiene no es apta para el servicio».

Complementó que «eso no quiere decir que esté siendo dada de baja».

Finalmente, manifestó que la capitán seguirá recibiendo su sueldo «hasta que el tema quede todo zanjado».

Fuente

Share:

author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *