Información de contacto

Chile

En su única declaración judicial, Nano Calderón desmintió a su padre, explicó por qué se sacó una foto luego de atacarlo con un arma blanca y dio a conocer un llamado telefónico desde la cárcel.

El relato del joven, y que fue revelado por Buenos días a todos, también confirma que antes de ingresar a una clínica siquiátrica -y cuando ya era buscado por la policía tras la querella de Calderón Salinas- permaneció un par de días en un domicilio de Las Condes.

«Me fui al departamento de un amigo de mi mamá, sé su nombre, está ubicado en Las Condes, a ese departamento fueron unos psicólogos y psiquiatras a verme y luego de eso yo entré a una clínica psiquiátrica», explicó el hijo de Raquel Argandoña.

Disculpas

Respecto a la comunicación con su papá, aseguró que, en primera instancia, «yo no llamé a mi papá».

«Sólo hablé con él estando yo ya recluido en la cárcel. Ahí lo llamé desde un celular que me facilitó Gendarmería y le pedí disculpas», contó.

Fuente

Share:

author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *