Información de contacto

Chile

Como si tratara de una actuación digna del teatro del absurdo, o simplemente la costumbre de hacer el ridículo, el presidente Piñera, quien ha sido el peor estadista desde el retorno a la democracia, sin mérito ni respaldo alguno se adjudicó la autoridad para cuestionar y criticar la actual estructura administrativa y de gobierno de la ONU.

Por video llamada, por motivos de la celebración del 75 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas, Piñera sin pudor alguno hizo un llamado a “modernizar” dicha institución para que tuviese “la capacidad de prevenir crisis internacionales y fortalecer las instituciones”; no bastándole aquella frase llena de “lucidez”, culminó su discurso filosófico con la advertencia de que si no se mejora su institucionalidad podría disolverse como la antigua “Liga de las Naciones”, fundada después de la primera guerra mundial y disuelta en 1946 por la nula participación de las grandes potencias como Estados Unidos y la Unión Soviética. Sin embargo, todo este discurso contrasta fuertemente con la realidad de su actual mandato (aunque se sabe que lo dirige Larroulet…), pues Piñera ha sido el primero en oponerse a una modernización de la institucionalidad jurídica y política al reivindicar, junto con todo el conglomerado de la derecha, la herencia del gremialista-feudalista Jaime Guzmán y del dictador Pinochet.

Cuando el pueblo chileno le pidió dialogar democráticamente en los primeros días del estallido social para una rápida solución, no tuvo mejor idea democrática que la de lanzar a las fuerzas armadas a la calle. Solo la resistencia del pueblo chileno en las siguientes semanas, pudo forzar recién a Piñera el querer aceptar una modernización de la constitución a través de un plebiscito.


Facebook | Twitter | Instagram | Patreon | Flow

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *