Información de contacto

Chile

Las arrugas son líneas de expresión que aparecen en el rostro, principalmente, como consecuencia del envejecimiento. También pueden aparecer por un mal cuidado de la piel (exceso de sol, falta de hidratación, una alimentación inadecuada, etcétera).

Esas molestas marcas que se forman en el rostro y, con mayor incidencia, en el contorno de ojos, se perciben como algo antiestético. Así, se convierten en un motivo de preocupación para muchas personas.

Para evitar y combatir las arrugas, lo primero que debemos hacer es aumentar la producción de colágeno y elastina. Esto se hace principalmente a través de los alimentos que ingerimos, suplementos vitamínicos e, incluso, aplicando sobre la piel algunas mascarillas nutritivas.

Las siguientes mascarillas caseras te ayudarán a darle a tu piel un tratamiento oportuno a la vez que la hidratas y embelleces.

4 sencillas mascarillas para tratar las arrugas

Mascarilla de clara de huevo

La clara de huevo tiene un alto contenido en proteínas y se le han reconocido una propiedades antiinflamatorias.

La clara de huevo se utiliza para atenuar y disminuir los signos del envejecimiento y la piel deteriorada, según afirma este estudio realizado por la Universidad de Duke (Estados Unidos). Funciona como astringente y exfoliante, a la vez que combate la flacidez y los poros irritados.

Por lo tanto, la mascarilla que explicaremos a continuación te será útil para zonas como el contorno de los ojos, la frente y las partes del rostro con líneas de expresión.

Además, le añadiremos un poco de miel, con el fin de combinar las proteínas de ambos ingredientes y agregarle un efecto quita manchas.

Ingredientes:

1 huevo (63 g).
1 cucharada de miel (21 g).

Procedimiento:

Antes de nada, lava el rostro con abundante agua y jabón. Procede a separar la yema del huevo y mezcla la clara en un recipiente junto con la miel.

Modo de aplicación:

En primer lugar, aplica uniformemente la mezcla en el rostro, haciendo énfasis en el contorno de los ojos y las zonas más afectadas. A continuación, deja actuar durante 20 minutos y retira con agua tibia. Puedes aplicar esta mascarilla 2 veces al día para obtener mejores resultados

Mascarilla de avena

La avena es una buena fuente de vitaminas del gripo B, vitamina E, proteínas, minerales, grasas insaturadas y ácido linoleico.

La mezcla entre leche y avena es una gran alternativa para mantener una piel hidratada, suave y radiante.

Sin importar que tipo de piel tengas, ya sea grasa, reseca, o mixta, esta mascarilla es idónea para limpiar a fondo las impurezas y retirar las células muertas.

Por una parte, la avena contiene sustancias que combaten los radicales libres. Así lo afirma este estudio realizado por el Pacific Agri-Food Research Centre (Canadá). Por la otra, la leche hidrata, exfolia y limpia a la vez que estimula la producción de colágeno, según afirma este estudio realizado por la Universidad Santo Tomás (Chile).

Ingredientes:

2 cucharadas de avena en polvo (20 g).
½ taza de leche (100 mL).

Preparación:

Primero coloca en el fogón la leche y deja que hierva.Cuando alcance su punto ebullición agrega la avena. Finalmente, dale vuelta y déjala reposar hasta que esté a temperatura ambiente.

Modo de aplicación:

Lava el rostro con agua fría.Coloca la mascarilla el escote, cuello y rostro. Con las manos limpias realiza masajes circulares para facilitar la exfoliación. Deja actuar por 20 minutos y retira con agua tibia.Aplícate esta mascarilla 3 veces por semana para un mejor resultado.

Mascarilla de aguacate y plátano

Los efectos de los aceites del aguacate sobre el metabolismo del colágeno de la piel justifican su utilización en mascarillas faciales de belleza.

El plátano es muy bueno para el cuidado de la piel gracias a sus niveles de vitamina C (según afirma este estudio realizado por los Centros de Investigación en Nutrición y Salud de España). Este ingrediente mantiene la elasticidad de la piel.

Asimismo, funciona como antioxidante, ayudando a luchar contra los radicales libres.
Por otra parte, el aguacate es rico en ácidos grasos omega-3. Al contener vitaminas A, C y E es utilizado en la industria cosmética para: atenuar las arrugas, las cicatrices y las manchas, disminuir las escamas y, en general, mantener la piel radiante. Este estudio realizado por la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil) hace hincapié en sus beneficios para fortalecer la piel y evitar las arrugas.

Ingredientes:

1 aguacate pequeño (200 g).
1 plátano (100 g).

Preparación:

Retira la semilla del aguacate y, en un recipiente, haz puré su pulpa con la ayuda de un tenedor.Tritura el plátano y agrégalo al puré de aguacate, después revuelve hasta obtener una mezcla homogénea.

Modo de aplicación:

Lava bien el rostro para eliminar las impurezas. Esparce la mascarilla por rostro cuello y escote y deja actuar por 30 minutos. Enjuaga con agua tibia.Repite este procedimiento 2 ó 3 veces por semana para prevenir (o atenuar) las arrugas.

Mascarilla de aloe vera y pepino

Aunque no todas las propiedades que se le atribuyen han sido probadas científicamente, son innegables los beneficios del aloe vera para la salud de la piel.

El aloe vera le aporta aminoácidos esenciales a la piel para mantenerla humectada y tersa, según afirma este estudio realizado por la Universidad Autónoma Nacional de México. Se trata de un ingrediente capaz de penetrar profundamente las capas de la piel, evitando la sequedad y la aparición de los signos del envejecimiento.

Contiene propiedades antioxidantes, estimula la producción de colágeno y elastina, mientras que también mantiene la dermis saludable e hidratada.

El pepino hidrata la piel igualmente. Es una excelente fuente de agua, vitaminas y minerales, ideales para atenuar las líneas de expresión y reparar la dermis maltratada. Además, según este estudio llevado a cabo por la Universidad Nacional del Altiplano (Perú), es un potente antiinflamatorio.

Ingredientes:

Pulpa de aloe vera (100 g).
1 pepino (100 g).

Procedimiento:
Licua el aloe vera con el pepino y añade algo de agua para obtener una mezcla homogénea.Coloca en un recipiente la mezcla.

Modo de aplicación:
Aplica sobre el rostro lavado y deja actuar por toda la noche. Al día siguiente lava con abundante agua tibia. Repite este procedimiento 1 vez por semana y despídete de las arrugas.

Fuente

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *