Información de contacto

Chile

La presidenta de la UDI aseguró que «la gente va a a darse cuenta lo que hemos perdido y por otro lado van a querer salir adelante».

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe consideró que la opción Rechazo “iba como avión” y que con el brote de coronavirus en Chile las personas considerarán que “el problema no es la Constitución”.

“El Rechazo iba como avión y creo que con la pandemia la gente verá que el problema no es la Constitución, es que estuvimos paralizados, es que no hemos podido trabajar, que habíamos gastado parte de nuestros ahorros para poder reconstruir el país después de que lo destrozaron, quemándolo por los cuatro costados”, expresó en entrevista con T13.cl.

A juicio de Van Rysselberghe, “la gente va a a darse cuenta lo que hemos perdido y por otro lado van a querer salir adelante. Hoy gente que antes estaba dispuesta a hacer el proceso ahora va a decir ‘dediquémonos a trabajar’”.

Estimó que “íbamos subiendo con el rechazo fuertemente. Íbamos subiendo justamente porque estábamos hablando de política. En Chile, más allá de que había gente que decía ‘si usted cambia la Constitución, vamos a poder tener en su barrio más áreas verdes’, que era una falacia, a la gente en Chile le gusta el orden, la posibilidad de salir adelante, quiere un trabajo digno, quiere poder ganarse la vida sin tener que mendigar, quiere que las cosas funcionen, que las cosas sean justas y ese es el discurso nuestro”.

“Estamos convencidos de que la derecha estaba sacándose los complejos y se estaba mostrando con el aumento del Rechazo”, concluyó al respecto.

Consultada si ha visto “en la calle o en su región” que haya gente que está adhiriendo al Rechazo, expresó: “No he hablado del tema del Apruebo o del Rechazo, la gente está en otra sintonía. Sí me doy cuenta de que hay menor tolerancia a las manifestaciones, porque el haber controlado la curva fue porque todos nos hemos puesto en condiciones de cooperar y generar medidas de prevención, muchos han dejado de trabajar, han perdido empleos. Entonces, estas manifestaciones, que ponen en riesgo todo eso, la gente las va a condenar”.

En tanto, y en relación a la respuesta del Gobierno a la pandemia, consideró que “el Presidente, con la Constitución actual, tiene las herramientas para poder tomar el control de las clínicas privadas y que nadie, independientemente de su situación social, quede sin atención médica. Sin duda hay que fortalecer el sistema público para seguir entregándole dignidad a un sistema que ha estado fallando por décadas, pero eso no significa que hay que destruir el sistema privado”.

Necesita informarte: El Gobierno te quiere muerto: Mall Plaza abrirá sus puertas al público exigiendo uso obligatorio de mascarillas, y te venderá en caso de que no tengas.

Fecha del plebiscito

Por otra parte, Van Rysselberghe se refirió al debate en torno a un posible cambio de fecha del plebiscito, hoy fijado para octubre.

“La crisis sanitaria va de la mano a la crisis económica. Un proceso electoral, cualquiera sea, en este caso, el proceso constituyente, necesita dos elementos para su legitimidad: que sea informado, por tanto, que se pueda hacer campaña; y segundo, que sea participativo, es decir, que la opción que gane tenga la representatividad de la población”.

“Un país que va a estar en una crisis económica gigantesca tiene que evaluar si es que hay una crisis sanitaria que pone en duda la legitimidad del proceso… No sé si vale la pena gastar esa cantidad de recursos si la crisis sanitaria se mantiene deslegitimando el proceso constituyente”.

Fuente

Share:

author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *