Información de contacto

Chile

Sin lugar a dudas la sopaipilla es uno de los platos insignes de la mesa chilena, en especial en épocas de frío.

Estas exquisitas masas fritas son un símbolo de la felicidad que puede provocar la humildad y sencillez, en un país que intenta mostrarse como una copia feliz primermundista.

Ante todo, el carácter de este manjar chileno trasciende los diferentes pueblos que habitan cada región del país; hasta convertirse en un icono que es disfrutado en demasía por las clases medias y bajas.

La sopaipilla tiene muchas caras: un alimento en tiempos de encases; un bocado cuando no hay tiempo o dinero a la hora del desayuno, almuerzo u once, así como también el pilar de un bonito momento entre familia o amigos.

A continuación la receta para este sencillo y reconfortante momento:

Ingredientes (6 personas)

  • 2 tazones de harina sin polvos de hornear.
  • 1 huevo.
  • 1/2 taza aceite o manteca.
  • Sal.
  • Agua tibia.
  • 1 cucharadita levadura.
  • Aceite para freír.

Pasos a seguir

  1. En un bol colocar harina, sal, levadura, huevo y aceite. Procurar que todos los ingredientes se combinen hasta que cada partícula de polvo, sal, huevo y aceite este bien unida.
  2. Humedecer con agua tibia hasta formar una masa homogénea.
  3. Amasar constantemente para lograr que la levadura se active.
  4. Colocar la masa en un cuenco o bol, luego tapar con un paño y llevar cerca de una fuente de calor para que suba naturalmente.
  5. Cuando la masa haya aumentado al doble, sacar del bol y uslerear, estirando y cortando las que serán las sopaipillas
  6. En un sartén añadir aceite y calentarlo, cuando esté bien caliente colocar con mucho cuidado los pedazos de masa y freír hasta que doren por ambos lados.*
  7. Una vez que estén doradas las masas, sacar y escurrir el aceite sobrante.
  8. Poner cada pedazo de masa sobre un papel absorbente para asegurar que el aceite restante desaparezca de las sopaipillas.
  9. Servir calientes y acompañar con lo que más acomode a los comensales. Puede ser pebre a la chilena, mermelada, manjar o dulce de leche.

*Una buena manera de saber el momento en que el aceite está en su punto es separar un pequeño pedacito de masa y colocarlo en el aceite caliente. Si el pedacito sube inmediatamente a la superficie, el aceite está listo para ser utilizado.

Share:

author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *