Información de contacto

Chile

Esta peculiar conferencia fue descrita en el libro “Encuentros cercanos del cuerto tipo”, escrito por Courtlandt Bryan en 1995. En dicha publicación se relata cada una de las ponencias que conformaron la mencionada conferencia, como también las experiencias y conversaciones que el autor tuvo durante los días del 13 al 17 de junio de 1992, fecha en que tuvo lugar esta actividad interdisciplinaria. Asistieron tanto investigadores como científicos, principalmente personalidades pertenecientes a la disciplina de la psicología. Entre ellos sobresalieron la participación de connotados investigadores, tales como John Mack, David Jacobs, Budd Hopkins y Jenny Randles. Además, participaron, como panelistas en el evento los denominados contactados, personas que a lo largo de su vida sufrieron abducciones.   

De entre todos los investigadores que participaron como expositores, sobresalió la ponencia de David Jacobs, quien dio a conocer una exhaustiva sistematización y categorización de las etapas que conforman el fenómeno de las abducciones llevadas a cabo, particularmente, por las entidades alientes conocidas popularmente como “grises”. Por este motivo, a continuación, se presentan los principales extractos del libro que contienen la materia referida analizada por el investigador David Jacobs.

Sobre sus cinco años de investigaciones dedicados a la casuística de las abducciones, Jacobs comentó que en aquel lapso temporal realizó más de trescientas veinticinco sesiones de hipnosis a sesenta personas que fueron abducidas. Aunque los abducidos no se conocían entre sí, estos, de forma independiente, todos relataron idénticas experiencias que contenían similares detalles de lo acontecido, por lo que Jacobs estableció la existencia de una regularidad en sus operaciones. Los testigos sostuvieron, en general, que fueron abducidos por entidades pequeñas, mejor conocidas como grises, de entre un 1 m. a 1,5 m. de alto, delgados, de piel grisácea, de grandes cabezas desproporcionadas con respecto a su cuerpo, dos orificios como nariz y una delgada y pequeña boca. El distintivo más característico son sus grandes y profundos ojos negros. Estas entidades flotan y dejan a los abducidos en una tabla de examinación sin expresión alguna, a la que posteriormente someten a una variedad de procedimientos médicos antes de retornarlos nuevamente al lugar del cual fueron abducidos. En general el abducido estuvo impotente para impedir el proceso al cual le sometieron, y que, al momento del regreso, estos olvidaron todo o gran parte de la experiencia ocurrida.

El proceso de la Abducción  

Jacobs comentó que mientras escuchaba las historias, tanto a través de regresiones de hipnosis como también de lo que los propios abducidos recordaban de su memoria consciente, notó el carácter estructurado de los escenarios de abducción, ya que, sistemáticamente, se reiteraban una serie de procesos organizados mecánicamente. Basado en este patrón analizado, Jacobs expuso que detectó una matriz común del escenario de la abducción, la cual consta de tres niveles. El primero son las experiencias primarias, las cuales son aquellos procedimientos que estas entidades hacen a una gran cantidad de personas. Las experiencias secundarias, en cambio, ocurren en menor frecuencia, no siempre en cada episodio de abducción. Entre estas experiencias secundarias, Jacobs sostiene que pueden ser procedimientos que nunca antes han hecho sobre los abducidos. Por último, el nivel terciario o experiencias auxiliares, corresponden a procedimientos especializados en la examinación sexual de los abducidos, situación que es muy escaza dentro de la totalidad de los abducidos.


Primer Nivel: examinación física

El primer nivel de las experiencias primarias, según Jacobs, comienza con el procedimiento de tender al abducido en una mesa específicamente diseñado de forma casi rectangular, unipodal, de un tamaño suficientemente largo para ubicar a un ser humano adulto. El tercio inferior de la mesa también se podía extender en forma de “y”. Algunos dispositivos iban integrados a la mesa, como eran los casos de instrumentos de escáner y recolectores de esperma.

La primera etapa de la experiencia primaria es la examinación física. Los abducidos describen que los grises bajos realizan tareas de revisión del estado de sus cuerpos. Parte de estos exámenes previos consisten comúnmente en la presión de una por una de las vértebras del abducido, desde la parte superior de la columna vertebral hasta el cóccix. Otras veces, los dedos de la entidad se desplazan por el cuerpo de la persona capturada. Jacobs dio cuenta que una de las abducidas le dijo que sintió como si estuviese tocando piano sobre su cuerpo. Otras de las acciones que realizan estas entidades son la extracción de muestras de tejido, las que son hechas frecuentemente detrás de la rodilla. Seguido de esto, se realizan la inserción o remoción de implantes. Los abducidos han informado que han tenido un instrumento con una pequeña y redonda bola aparentemente metálica en su extremo, la cual ha sido empujada hacia su nariz.

La ubicación de implantes alternativos, según Jacobs, pueden estar en las piernas, brazos y genitales, pero el sitio más común de todos son los conductos de los lagrimales y orejas, y que en el caso de las mujeres son los senos. Después de la examinación física, los grises pequeños se hacen a un lado para dar lugar a los denominados Grises Altos, los cuales son una cabeza más grande, siendo su piel más áspera, como si fuese cuero. Ninguna de aquellas entidades tiene cabello, musculatura, estructura ósea o alguna mancha como verrugas, lunares o descoloraciones. La mayor parte de los abducidos describen que los colores de la piel de dichas entidades varían en diversas tonalidades de grises. Estas entidades Altas, agrega Jacobs, tienen un aire de autoridad. Los abducidos a menudo le informan que estos actúan como si fuesen los doctores, actuando los grises pequeños como si fuesen sus auxiliares, obedeciendo inmediatamente a los órdenes que les destinan.

Segundo Nivel: fase de análisis mental

Después de haberse completado el segmento de la examinación física, la entidad alta comienza con la denominada fase mental. De acuerdo a Jacobs, el centro de atención era el escaneo mental, sucediéndose un acercamiento total entre los rostros de ambos individuos, manteniendo la entidad su frente justo encima, ejerciendo una mirada profunda y penetrante sobre el abducido. Esto último provocaba estados mentales sugestionados como la confianza y el apaciguamiento del miedo. Los abducidos comúnmente sienten que estas entidades extraen información de su propia mente. Sin embargo, Jacobs no ha podido determinar la finalidad de dichos procesos.

Sobre los procedimientos del nivel secundario, las entidades llevan al abducido a una sala distinta a la de examinación. En aquel lugar el abducido es sometido a un dispositivo que proyecta imágenes, tales como holocaustos nucleares, desastres medioambientales, traumas familiares, a la vez que les inducen estados emocionales. Mientras el abducido observa las escenas proyectadas, las entidades altas están a un lado mirando directa y profundamente a los ojos del sujeto investigado, atento a las emociones producidas por las imágenes, las cuales, según Jacobs, no tienen ningún contenido profético.

La visualización de las escenas no sucede en una pantalla propiamente tal, sino que estas son proyectadas en la propia mente del abducido mientras sigue en la mesa de examinación. La escena, además, puede tratar sobre la presencia de un amigo cercano del abducido, por lo que se le hace creer que este también se encuentra en la nave con ellos. La interacción del abducido es estudiada desde cerca. Sin embargo, el amigo en la realidad es un gris pequeño quien es mostrado como si fuese aquel conocido del abducido.

Esta puesta en escena es una combinación de visualización y juego de los extraterrestres. Jacobs comentó sobre este tipo de actividades el caso sucedido a una mujer abducida. A ella se le hizo creer que detrás de la puerta cerrada de una oficina, se encontraba sentado en su escritorio el jefe de su esposo. También se le hizo creer que el empleador estaba castigando severa e injustamente a su esposo. Como resultado de estas sugestiones, ella irrumpió en la supuesta oficina del jefe y furiosamente le reprendió de sus actos. Una vez calmada, la imagen del empleador brilló y desapareció. En su lugar, estuvieron un grupo de seres pequeños y altos observándola detenidamente. Ocasionalmente un abducido es sometido a pruebas; se le entrega una tarea a realizar y es observado como lo efectúan. Jacobs mencionó sobre un abducido que fue ubicado en frente de un panel de instrumentos y dijo que mantenía un tipo de aguja centrada entre dos líneas rojas móviles. En este, como en otros procedimientos mentales, los extraterrestres parecen interesados sólo en estudiar las respuestas emocionales de los abducidos.

Tercera Etapa: sexualidad y manipulación genética

Durante esta etapa, la entidad procede a excitar sexualmente al abducido. Jacobs menciona que es tremendamente delicado discutir este aspecto particular de las abducciones, pero remarca que es profundamente importante comprenderlas. El apunta que de vez en cuando los grises inducen rápidamente una intensa excitación sexual, e inclusive orgásmica en las mujeres, como parte de sus procedimientos de escaneo mental. Jacobs continuó explicando que, cuando el escaneo mental es completado, o la excitación alcanza su climax en las mujeres, las entidades altas inmediatamente comienzan una serie de procedimientos ginecológicos designados para recolectar e implantar óvulos. En el caso de los hombres abducidos, efectúan procedimientos urológicos para recolectar esperma. Las mujeres, después de estos procedimientos, sienten que le insertaron algo en sus cuerpos. Las entidades generalmente le informan que están ahora embarazadas. Al despertarse al día siguiente, las abducidas han registrados que han dado positivo en los test de embarazos, lo cual, para ellas, obviamente no tiene sentido. Sin embargo, usualmente ellas son nuevamente abducidas, informándoles las entidades que el tiempo de gestación ya ha cumplido el tiempo necesario que ellos han estado esperando, por lo que les extraen el embrión.

También Jacobs expuso que el abducido puede ser llevado a una sala especial donde consigue ver fetos en proceso de incubación. Los fetos pueden estar flotando verticalmente en una solución liquida dentro de contenedores vidriosos; en cambio, si su posición es horizontal pueden estar tanto en un medioambiente seco o líquido. Algunos abducidos han reportado la vista de grandes cantidades de estos fetos, los que han llegado al número de cien ejemplares. Además, otros abducidos han comentado que también han visto niños y adolescentes. Todos estos parecen ser híbridos, cruzas genéticas. Sin embargo, no han detectados ningún gris que sea joven. Tanto los adolescentes como los adultos jóvenes han sido vistos ayudando a las entidades en sus procedimientos, y su apariencia es similar al del ser humano, pero con la particularidad de que no tienen cejas. Estos hechos corresponden a patrones repetidos en el fenómeno de las abducciones y de avistamiento de ovnis.

Características físicas de los grises

De acuerdo a David Jacobs, la mayoría de las descripciones de las entidades alientes vistas por los abducidos son consistentes entre sí, convergiendo generalmente todas estas con el tipo común de los denominados grises pequeños. Las características físicas más sorprendente que tienen, son sus dos grandes ojos negros. Estos no parpadean ni parecen que puedan moverse en sus cuencas. Estos ojos vienen en varias formas, pero los más comunes son largos, almendrados, carentes de pupila y cornea, completamente negras y envolventes. Algunos abducidos piensan que podrían ser una cobertura que protege sus ojos, como si fueran lentes.

Sobre su anatomía general, su cuerpo es flaco. Su tórax no es bifurcado y no tiene pezones, y tampoco dan muestras de actividad de respiración. Incluso al momento del acercamiento de estos en el escaneo mental, Jacob comentó que ningún abducido ha sentido ningún tipo de respiración en su rostro. Al parecer, los grises no parecen ser entidades que necesiten respirar aire. En la parte inferior de su tórax no hay indicios de que tengan una bolsa estomacal y genitales. Además, Jacobs apuntó que no tienen caderas, pues no tienen la triangulación que poseen los seres humanos. En vez de eso, su forma parece solo una línea recta prolongada hacia el suelo.

El pequeño cuerpo de los grises se presenta frágil, con delgadas extremidades y sin estructura muscular y ósea. No tienen rodilla ni codos, y las piernas son del mismo diámetro tanto en el muslo como en la pantorrilla. No tienen definido claramente los tobillos ni las muñecas. Jacobs comentó que los Grises pequeños tienen tres o cuatro largos dedos con almohadillas en sus extremos: Frecuentemente los abducidos reportan ver solo tres dedos; y si hay un pulgar este no es inmediatamente percibido. Desde atrás las Entidades no tienen glúteos ni bifurcación. Jacobs sostuvo que sólo tienen como marca una cresta al final del tronco.

Los abducidos no han visto comedores, dormitorios, ni evidencia de comida y bebidos a bordo de la nave. ¿Qué podemos hacer de esto? Jacobs pregunta, luego responde: “Una figura humana que bajo su piel es muy, muy diferente. Parece que ellos no respiran ni ingieren comida o agua.”

Artículo y traducción hecho por Rishi Geek

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *